Sobre mí

El protocolo básico (para empezar) es algo importante para mí, si te diriges a mí NO me tutees, no soy tu amiga.

Dominatrix exigente

Dominatrix profesional, pero, sobre todo, vocacional, con experiencia desde el año 2001. Lo que debas saber para cuándo contactes conmigo, para postrarte a mis pies. Soy estricta, exigente, comprensiva y justa. No me tutees, no soy tu amiga. Te diriges a mí como Señora, no Ama y menos, mi Ama o mi Señora. Me importa mucho el protocolo básico. Cuando una Dominatrix le pone collar a su sumiso, los dos acuerdan que él se convierte en su propiedad y que ha demostrado de ser digno de llamar a la Dominatrix, mi Ama. Las mayúsculas y minúsculas son importantes. No soy Dominatrix a la carta, ni estoy para cumplir tus fantasías. Tú debes complacerme a mí, no al revés. Querré saber tus prácticas favoritas y sobre todo tus límites, los cuales siempre respetaré, pero la sesión es mía, haré contigo lo que me salga del Toto. Así que ten bien claros tus límites. La terminología en inglés no me gusta, háblame en español. Mi límite es el scat (las heces), y todo lo relacionado. La feminización no me gusta especialmente y menos como medio de humillación. Pero si eres Sissy y esa es tu naturaleza, es otra cosa muy diferente y me encanta.

Mis prácticas favoritas

El CB (la jaula y la castidad), me gusta para periodos cortos, de una semana máximo, o/y para eventos. Me divierte más hacer que tengáis muchos orgasmos seguidos hasta que duela, y no podéis más. La tortura después del orgasmo (post cum torture) me encanta. Soy bastante sádica, los azotes con fustas, varas, flogers, palas en culo y espalda me encantan. La tortura genital por igual. También las patadas en los genitales. Soy una enamorada de las agujas, grapadoras, cortes y quemaduras. Pero mi nivel de sádismo se adapta a tu nivel de masoquismo. Te usaré de reposapiés, de sirviente, de chófer, de recadero, de chacha del hogar, de masajista, de saco de boxeo… Si eres fetichista de pies, tienes muchos puntos ganados, pues me considero fetichista de los fetichistas de pies femeninos. Si buscas una Dominatrix en cuero, látex, con botas, con taconazos, no soy la más adecuada para ti. En ocasiones, como eventos, sí me podrás ver así, pero prefiero sesionar en ropa cómoda y descalza. ¿Quieres tacones? ¿Cómpramelos? No los necesito, me gustan, pero no los necesito.

Eventos recientes

Mantente al día de todos los eventos en los que participo